Cómo crear un Blog bien hecho – Guía 2018 gratis y paso a paso


Lo sé… Hay muuuchos tutoriales sobre cómo crear un blog, peeero… nos siguen preguntando todos los días cómo hacerlo bien.

Toca una guía completa, desde cero y paso a paso, apta también para “dummies” 🙂

AUN ESTE ARTICULO NO SE A TERMINADO

¿Qué encontrarás aquí?

 

En esta guía he incluído absolutamente todo lo que necesitas saber, desde la A a la Z, para montar un buen blog tal como se deben hacer las cosas en el 2018.

¿Qué prefieres, crear un blog rápido o crearlo bien?
Hoy en día, crear un blog es fácil porque tienes diferentes opciones entre las que elegir:

La via rápida con plataformas en la nube: WordPress (en su versión .com), Blogger, Wix, etc. Pero son soluciones muy limitadas, más aún en sus planes gratuitos. Están bien para proyectos como un simple blog de hobby o un blog para probar. Y, desde luego, te las desaconsejo para blogs con intenciones profesionales.
La via “buena”: esto sería WordPress.org con hosting propio. Hay un pequeño esfuerzo inicial en la instalación, pero a cambio accedes a un resultado profesional con un potencial y flexibilidad enorme. Podrás hacer lo que quieras. En este caso es muy importante elegir un buen hosting.
Los proveedores de hosting que te recomiendo son Namecheap, Raiola Networks, SiteGround y Hostgator. En los enlaces encontrarás los detalles (precio, planes, etc.).

Este blog, que cuenta con mucho tráfico, se aloja en Webempresa, aquí tienes las cifras. Te bastará con navegar un poco por los posts para ver la agilidad con la que va y eso que aún no está del todo optimizado.

En cualquier caso, veremos ambas opciones, tú elijes con cuál es para ti.

También tienes dos opciones para usar esta guía:

Si quieres usar esta guía para crear un blog en 5 minutos, puedes hacerlo, simplemente vete al apartado de creación del blog, ejecuta el paso Nº 5 que puedes ver en la tabla de contenidos de arriba y ya tendrás tu blog funcionando.

Crear un blog en 5 minutos es perfecto si tienes poco tiempo, te corre prisa empezar, no quieres complicarte de momento la vida y quieres ver unos primeros resultados ya mismo.

Ahora bien, a medio plazo te recomiendo encarecidamente no quedarte ahí.

Créeme si te digo que si ese es el máximo esfuerzo que estás dispuesto a invertir, tu proyecto de blog no llegará muy lejos.

Cómo hacer un blog con cabeza
Con plataformas en la nube como WordPress.com o Blogger, hoy en día, crear un blog no resulta ningún misterio, es tremendamente fácil crear un blog complemente gratis y en menos de 5 minutos.

Pero crear un blog que funcione no es una cuestión técnica (esto es sólo el medio), sino una cuestión de estrategia y visión.

No tiene sentido empezar un blog sin fijar un rumbo.

Entiéndeme: nadie tiene las ideas 100% claras al principio, ni falta que hace. Pero el mensaje que te quiero transmitir es que vayas pensando desde el primer día en cuál es esa visión y objetivos tuyos para tu blog. A partir de ahí no pasa nada por ir unos meses un poco dando tumbos, experimentando, etc. Es lo normal, incluso es bueno si lo aprovechas bien. Pero pasado un tiempo tienes que fijar esa visión de tu proyecto, junto con objetivos concretos.

No hacerlo significa invertir muchas horas de esfuerzo en el blog que no va a ninguna parte y no dará resultados, por eso la gran mayoría de los bloggers principiantes lo abandonan, o bien se empiezan a dar cuenta después de muchos meses del tiempo y esfuerzo que han perdido por no meditar una serie de decisiones vitales antes de empezar a trabajar en su blog. Han cometido el fallo de no trabajar con rigor en la visión de su proyecto y han ido dando tumbos todo el tiempo hasta abandonar por frustración y aburrimiento ante la ausencia de resultados.

Por tanto, hazme caso: no cometas ese fallo y haz tus deberes antes de crear el blog.

Veamos entonces cómo se hace eso:

1. Piensa bien en qué nicho(s) te quieres posicionar

Puedes iniciar un blog simplemente porque te apetece por satisfacción personal y que no te importe el número de lectores o puedes hacerlo con un objetivo concreto.

Posibles objetivos hay muchos: construir una comunidad de lectores a la que le interesen tus contenidos, impulsar tu carrera profesional, lograr ingresos extra monetizándolo directa o indirectamente o incluso construir una plataforma que algún día sea el eje principal de tu actividad profesional.

Si te pones un objetivo como estos, lo primero que toca es aclarar bien tus ideas sobre la temática (o temáticas candidatas) de tu blog y analizar la viabilidad de tu idea. Esto da para un post completo y más, pero lo más básico de este análisis es responder a estas preguntas:

¿Hay realmente un público interesado en la temática? ¿La gente realiza búsquedas de esto? ¿Cómo de grande es tu público potencial?
¿Cómo de concurrido está el nicho? ¿Eres capaz de diferenciarte de los demás bloggers?
¿Cómo es el perfil de ese público? ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Qué es lo que más les “duele”?
¿Cómo puedes aliviar ese dolor? ¿Cuál es tu aportación de valor?
Ahora te preguntarás cómo responder a estas preguntas. Pues bien, por suerte existen herramientas (y gratuitas) que te ayudarán a hacerlo. En este post encontrarás esas herramientas que te ayudarán a responder a estas preguntas:

Un consejo más: esta información no es una ciencia exacta, es simplemente una información que permite separar el grano de la paja y te ayudará a apuntar en la dirección buena. Es una muy buena orientación, pero tómatela como tal y no como un criterio único y absoluto para tus decisiones.

2. Escoger un nombre para el blog y tu dominio

La elección del nombre de tu blog, junto con el nombre tu domino es otra decisión clave en el proceso de cómo crear un blog, ya que acertar o no tendrá un impacto profundo en tu blog.

Es un proceso que tiene mucho “arte” y del cual te resumiré ahora las claves más importantes, pero que se merece, como mínimo, un post dedicado como el que te recomendaré un poco más abajo.

En primer lugar, ten en cuenta las siguientes pautas:

Aunque sea evidente, hay que recordar que el nombre de tu blog y el nombre de tu domino se encuentran estrechamente relacionados. Si no pueden ser idénticos procura, al menos, que las diferencias sean las mínimas posibles.
Si vas en serio, tener tu dominio propio no es opcional. El coste es ridículo (menos de 10€/año en sitios como, por ejemplo, Namecheap) y, en cambio, aporta beneficios muy importantes, entre otros, es más fácil de recordar, transmitirás una imagen mucho más profesional y podrás disponer de direcciones de email personalizadas.
En el caso de optar por un blog con hosting propio, algunos proveedores como nuestra principal recomendación, Webempresa, ya incluyen un dominio gratis en el precio del hosting.
No te apresures en elegir estos nombres. Siendo una decisión importante como lo es, conviene meditarla bien porque una vez que pongas todo en marcha bajo ese nombre y haya pasado un tiempo, no es fácil cambiar de parecer.
Un problema que es probable que te encuentres es la dificultad de tomar esa decisión. Especialmente si ya tienes claros el concepto y contenidos de tu blog, pero no acabas de dar con el nombre (situación muy típica), te sentirás frenado y quizás incluso algo frustrado.

No pasa nada por esperar un poco
Pero no pasa nada, no hay razón para ello. Puedes aprovechar ese ínterin muy bien para preparar el terreno, por ejemplo, para ir redactando los primeros contenidos (aunque sólo sea en Word).

Así, cuando arranque tu blog y lo empieces a promocionar activamente, no tendrás solo un triste post que ofrecer a la gente que te visite, sino varios, algo que será muy conveniente porque un blog tan vacío no transmite una buena imagen. Las primeras visitas te costarán mucho esfuerzo y, por tanto, conviene causar una buena impresión y “amortizarlas” lo mejor posible (por ejemplo logrando ya algún suscriptor a tu lista de correo).

captura domainsbot
DomainsBot es una herramienta sencilla, rápida y potente para encontrar dominios. Puedes introducir palabras y la herramienta genera combinaciones, incluso con sinónimos, a la vez que comprueba su disponibilidad.

Te recomendaría que tuvieses, al menos, unos 4-5 posts de calidad para que se vea algo de “chicha” en el blog. Así, la imagen del blog será mucho más sólida y con ello la promoción más fructífera.

A la vez que redactas estos contenidos, te sigues moviendo tranquilamente por el nicho (otras webs, foros, etc.) para ir captando ideas y empaparte con el ambiente de ese nicho, lo cual ayudará también a encontrar el camino hacia un nombre bueno.

Aunque te pases un mes o incluso algo más sin lanzar el blog al público, no pasa absolutamente nada, será un tiempo muy bien invertido si vas haciendo el trabajo mencionado.

Estrategias para elegir tu nombre
Para encontrar ese nombre perfecto, existen básicamente tres enfoques diferentes:

Nombre personal: En mi caso, un ejemplo podría ser bertolopez.com. Este enfoque encaja, sobre todo, en blogs dónde el objetivo principal es fortalecer la marca personal del autor en torno a una actividad profesional. Es un enfoque que le va muy bien a actividades donde la persona es el principal protagonista como servicios de consultoría o actividades de conferenciante . Se ve muy bien en blogs como el blog de Oscar del Santo o el blog de Javier Megias.
Nombre de marca: Es el caso de Ciudadano 2.0. Aquí se ha apostado más por la marca, primero porque se buscaba más el “branding” del sitio, crear una marca y no ligar el sitio tanto a una persona concreta y, segundo, porque siendo dos los que iniciamos este blog, hace incoherente la vinculación directa a una única marca personal. Esto no quiere decir que el blog no sirva para desarrollar la marca personal de ambos, pero en ese caso no encaja que el nombre del sitio vaya vinculado sólo a uno de los dos.
Nombre de nicho: Éste es un enfoque muy “SEO” que intenta aprovechar el peso de las palabras clave en un dominio. Puede ser perfectamente compatible con una marca. En nuestro caso, teniendo en cuenta el peso de los temas blogging y WordPress, el blog lo podríamos haber llamado, por ejemplo, también “Blogs & WordPress” como, de hecho, han hecho en blogsywordpress.com. En este caso quedaría, además, un nombre de marca bastante natural. Pero lo normal sitios de nicho son nombres de dominio más agresivos, muy orientados al SEO y no muy aptos como nombres de marca, nombres como “compraraireacondicionado.com”, “seguroscoche.com“ o “regalosoriginales24.com”
En cuanto al tipo de dominio, sigue siendo recomendable conseguir un dominio .com, por su imagen y porque parece que sigue siendo ventajoso a nivel de SEO, aunque no tanto como en el pasado.

En cualquier caso, has de saber que los temas SEO que van a más allá de los principios básicos (como la cuestión del peso que tienen las palabras clave en un dominio) son muy escurridizos puesto que estas cuestiones se encuentran en constante cambio conforme Google actualiza su algoritmo. Si quieres profundizar y estar al día por esta vía te recomiendo el blog de Moz.

Si no está disponible un nombre en su versión .com, no se recomienda comprarlo para otra extensión de dominio (.net, .org, etc.). Y si tu web está muy enfocada a una zona geográfica concreta, te puedes plantear utilizar el dominio del país correspondiente (.es para España, .de para Alemania, etc.).

Si no es fácil encontrar un nombre, el hecho de que muchos nombres de dominio ya hayan sido registrados complica las cosas aún más si cabe. Pero, por suerte, existen herramientas como DomainsBot para probar muy rápido con muchas combinaciones lo que te ayudará mucho a localizar aquellos nombres que aún estén disponibles y te sirvan.

Con las anteriores pautas ya tienes un resumen de las claves para elegir bien tu nombre y dominio, pero si quieres profundizar, te recomiendo una lectura pausada de este excelente post-guía de David Cantone:

3. ¿Cuál es la mejor plataforma para tu blog en el 2018?

Como no podría ser de otro modo, el tema de cuál es la mejor plataforma para un blog es un debate clásico que a día de hoy sigue activo y en el cual no quiero profundizar porque éste no es el lugar y porque ya hemos entrado a fondo a ello en este blog de esta serie temática.

Así que aquí me limitaré a resumir muy rápido los puntos esenciales de esta cuestión, junto con mi opinión personal:

Te recomiendo usar WordPress sí o sí. Y, por tanto, ésta es la vía que seguirá esta guía. WordPress es la plataforma líder mundial, con mucha distancia con las siguientes opciones y lo es por algo: por ser potentísima, contar con decenas de miles de productos complementarios de terceros y, sin embargo, sigue siendo un producto gratuito.
Has de saber que existen dos variantes de WordPress con un interfaz de usuario similar. La variante simplificada, WordPress.com, que a pesar de ser suficiente para empezar para la mayoría de la gente, es significativamente menos potente que la variante “full-equipped” que es WordPress.org. A cambio, WordPress.com es un servicio en la nube gratuito (es decir, similar a una cuenta Gmail, por ejemplo) que te permite crear un blog en menos de 5 minutos abriendo una simple cuenta de usuario. De lo contrario, WordPress.org requiere que adquieras tu propio hosting, a diferencia de WordPress.com no es un simple servicio en la nube en el que te das de alta y ya está. Aunque la aplicación de WordPress.org como tal es gratis, el hosting sí que tiene un pequeño coste mensual.
Mucha gente se plantea la alternativa Blogger de Google. Es un servicio en la nube similar a WordPress.com, muy bueno técnicamente, pero personalmente no te aconsejo esta opción, sobre todo, por varias razones: Primero porque es de Google y el blogging no pertenece al “core” del negocio de Google, con el consiguiente riesgo de cierre de este servicio. Pero, además, esta empresa efectivamente ha demostrado tener muy poca consideración con sus usuarios, por ejemplo, con el reciente y sorprendente cierre de un servicio tan popular como Google Reader, a pesar de protestas masivas de los usuarios. ¿Quién te asegura que no hará lo mismo con Blogger? Por otra parte, Blogger resulta más complicado de migrar a WordPress.org que WordPress.com y, por último, todo el aprendizaje en Blogger en el caso de querer migrar o verte forzado a ello se convertirá en una inversión perdida.
¿Cuál de éstas opciones es entonces la mejor para ti?

Simplificando, la cuestión es ésta: inclinarte por una u otra opción es una cuestión de valorar en tu caso concreto lo que te compensa más.

Si quieres rapidez y simplicidad de puesta en marcha, usa WordPress.com, pero has de asumir también sus limitaciones.

Si quieres desde el principio la increíble potencia, flexibilidad y libertad que te ofrece WordPress.org, entonces has de asumir algo más de esfuerzo para la puesta en marcha de WordPress.org, un pequeño coste económico mensual debido al hosting y ligado a ello también una mayor dificultad técnica debido a que tú has de hacer no solamente la instalación incial de WordPress, sino también su mantenimiento.

Por ese motivo, mi recomendación clara es que elijas un proveedor de hosting como Webempresa, Raiola Networks o Hostgator que no solamente ofrezca un servicio de hosting sin más (la gran mayoría de los proveedores) sino, además, también un soporte de WordPress. Con esto tendrás un mantenimiento asistido que te simplificará mucho la vida y mejorará sensiblemente la salud de tu blog.

Top 100 plataformas de blog
WordPress es el rey entre los blogs profesionales. En gráfico muestra el reparto del año 2013 según los datos de Technorati.

Como norma general, para la gran mayoría de los bloggers será suficiente empezar con WordPress.com, aunque tarde o temprano, querrán dar el salto a WordPress.org

No obstante, si quieres algo más que un blog básico (por ejemplo: un blog + tienda online), es posible que sea más conveniente usar WordPress.org desde un principio.

De cualquier modo, cada caso es un mundo y esta decisión es una cuestión llena de matices que no se pueden abordar como se merecen en cuatro líneas.

Así que si tu blog no es “sota caballo y rey”, antes de tomar esta decisión te recomiendo una lectura con calma de los posts de la siguiente serie para saber exactamente lo que implica ir por un camino u otro:

Crear un blog y configurarlo
Llegado a este punto y tomadas las decisiones anteriores, ya estás en disposición para ponerte manos a la obra y crear tu blog, así que pasemos a la parte técnica de este asunto.

4. Comprar y configurar el domino

Como ya he comentado arriba, si tu blog no es un simple juguete para enredar, sino un proyecto “serio” al que realmente vas a dedicar de manera habitual un tiempo, ya sea puramente personal, como hobby, o profesional, por las razones arriba mencionadas, te recomiendo encarecidamente que adquieras tu propio dominio, que es, además, una cosa que sale muy barata.

La mejor opción para comprar un dominio depende de la variante de WordPress que uses.

Por simplicidad te recomiendo que en el caso de optar por WordPress.com, uses el propio servicio de dominios de WordPress (unos 13€/año aprox.). En el caso de usar WordPress.org tendrías que contratarlo, o bien, conjuntamente con tu servicio de hosting, o bien, con un proveedor de nombres de dominio especializado como Namecheap o GoDaddy.

La opción más simple es contratar el dominio junto con el hosting, aunque si gestionas muchas webs puede ser más interesante no contratarlo junto con el hosting porque los proveedores especializados en dominios suelen tener herramientas de gestión algo más completas, precios algo mejores y es más cómodo si cambias de hosting.

En cualquier caso, ninguna de ambas opciones es mala y es también una decisión algo subjetiva y sujeta a gustos personales.

Es más, como ya comenté antes, con la opción de hosting para WordPress que más te recomendamos, Webempresa (el hosting de este blog), el dominio se incluye gratis. Así que en este caso ni necesitarías contratarlo aparte, una razón más para optar por ellos.

Si efectivamente optases por contratar el dominio separado del hosting, Namecheap es el proveedor que te recomendamos, puedes adquirir un dominio .com en este momento por en torno a unos 7,5€ al año. Ya ves, menos de lo que cuesta hoy en día un menú del día en Madrid…

Si quieres un proveedor con interfaz en español, puedes optar también por GoDaddy. Es también una buena opción, aunque en este momento resulta ligeramente más caro que Namecheap.

Una vez dado de alta en un proveedor de dominios (un proceso trivial que no te debería dar ningún problema), has de configurar el dominio para que apunte al hosting de tu blog (es decir, use los servidores DNS de tu hosting). Esto suele ser uno de los primeros “problemillas” con los que se encuentra un usuario para poner en marcha su blog, así que te dejo aquí un vídeo que lo explica:

5. Cómo crear un blog en WordPress.com

Ahora ya tienes definitivamente todo lo que necesitas para crear tu blog, así que manos a la obra.

En este apartado veremos el caso de WordPress.com. Si hubieras optado por WordPress.org, sáltate este paso y vete directamente al paso siguiente: paso 6.

La creación de un blog gratuito en WordPress.com es un proceso realmente muy sencillo, sigue simplemente los pasos del vídeo siguiente y en 5 minutos tendrás tu blog operativo:

6. Contratar el hosting (sólo para WordPress.org)

En el caso de querer usar WordPress.org te hará falta también un servidor de hosting para tu blog.

Nosotros te recomendamos dos opciones con las que trabajamos en nuestros proyectos y para las cuales dispones de descuentos especiales para nuestros lectores:

Si quieres apurar el precio al máximo, pero sin renunciar a un hosting de calidad y un buen soporte, Hostgator.
Si quieres más valor añadido que el de un hosting a secas, Webempresa o Raiola Networks Es realmente un hosting premium con precios muy asequibles. Sus principales ventajas frente Hostgator son la calidad de sus servidores (hacen el sitio rápido), un soporte técnico para WordPress, un servicio de copias de seguridad cada 4 horas y siendo española te atienden en castellano.
Somos clientes y afiliados de ambos proveedores, eso quiere decir que hemos podido conseguir precios especiales para nuestros lectores:

Si te decides por Webempresa (nuestra recomendación Nº1), puedes obtener un 25% de descuento. Para ello haz clic en este enlace: Webempresa.
Si te decides por Raiola (nuestra recomendación Nº2), puedes obtener también un 20% de descuento. Para ello haz clic en este enlace: Raiola Networks.
En el caso de prefieras Hostgator, accede a su web y usa el cupón ‘c2cero25pc’ en el formulario de compra (25% de descuento). Puedes acceder haciendo “clic” en este enlace: Hostgator

Si prefieres contrastar otras opciones, cerciórate de tener conocimientos suficientes para elegir tu proveedor con criterio ya que el proveedor de hosting es crítico para tu proyecto y abundan ofertas de mala calidad en el mercado.

7. Cómo crear un blog con WordPress.org

Comprado el hosting, ya estás en disposición para crear un blog profesional con WordPress.org que es algo más complejo porque en este caso ya no es un simple servicio en la nube en el cual abrir una cuenta de usuario, sino que has de descargarte la aplicación de WordPress (que es gratis) e instalarla tú mismo en el servidor de tu hosting.

Pero no te asustes, crear un blog con WordPress.org tampoco es nada de otro jueves y en el siguiente vídeo se explica en detalle cómo crear un blog con hosting. El vídeo se ha hecho usando Hostgator, sirve también para Webempresa o Raiola puesto que ambos hostings usan la misma herramienta de administración: cPanel, la referencia en su sector. Eso sí, con Webempresa y Raiola, además, verás el interfaz en español.

8. Configuración de los enlaces permanentes

Si hay una cosa crucial en la configuración de WordPress que quiero destacar muy por encima de todo lo demás, es asegurarte de que uses los enlaces permanentes (permalinks) que son URLs “bonitas”, es decir, compuestas por palabras. Por ese motivo he diferenciado este apartado de la configuración general que viene a continuación.

En WordPress.com no habrá problema, en esta versión de WordPress los enlaces permanentes ya vienen configurados como opción por defecto y no se pueden cambiar, pero en WordPress.org, por razones que francamente no alcanzo comprender, la opción por defecto en este momento siguen siendo las URLs parametrizadas.

Es decir, si no cambias esta opción, tus contenidos tendrían URLs como la siguiente:

https://tudescarga.online/?p=8171

De hecho, si haces clic en esta URL, verás que funciona, efectivamente lleva a un post. Pero este tipo de URLs que vienen por defecto las has de cambiar sí o sí porque tienen dos graves problemas:

El uso de número en vez de palabras en la URL las hace anti-naturales y más feas que pegar a un padre.
Te destrozarán el SEO porque con ellas renuncias a uno de los factores de posicionamiento más importantes: las palabras clave de la URL de la página.
Así que mi recomendación es muy simple: en el menú de “Ajustes -> Enlaces permanentes” del panel de administración de WordPress, cambia la opción por defecto según se indica de “Predeterminado” a “Nombre entrada” (ver la imagen anterior).

9. Configuración general del blog

En el siguiente vídeo puedes ver cómo se hace esto, junto con el resto de configuraciones que te recomiendo para tu blog recién instalado.

El vídeo está hecho con WordPress.org, pero el proceso de configuración sería idéntico en WordPress.com, salvo los enlaces permanentes que en esta versión de WordPress ya vienen pre-configurados como enlaces permanentes.

Y como parte del proceso de configuración global, no te olvides de crear un gravatar. Lo puedes crear aquí de manera trivial y asociará una foto a una o varias direcciones de correo electrónico que indiques en el alta.
Gracias a ello, en los comentarios de tu propio blog y cuando comentes en otros, aparecerá una imagen tuya y no un feo avatar genérico como ya los habrás visto en las secciones de comentarios de los blogs. Te lo recomiendo encarecidamente por el beneficio que supone a tu imagen como blogger.

10. Elegir un tema WordPress inicial

La facilidad de cambiar radicalmente el diseño de WordPress a través de un mecanismo “plug & play” muy sencillo como lo son los temas es uno de los factores clave que han convertido a esta plataforma en el exitazo que es hoy en día. Con un cambio de tema cambiarás de manera inmediata el aspecto de tu blog a todos lo niveles: la maquetación general, los colores, los tipos de letra, etc., etc., etc.

Pero esto tiene también su lado oscuro: hay tantos temas (miles), muchísimos gratuitos, es tan fácil instalarlos y resulta tan entretenido jugar con ellos que mucha gente se pasa decenas y decenas de horas enredando sin hacer nada concreto, sin centrarse de verdad en elegir el tema que mejor les sirva para empezar con su blog, dejando, además, de lado su tarea más importante en su blog: la de crear contenido.

Por otra parte, cada tema es un mundo. Hay temas WordPress muy simples (la mayoría de los gratuitos) con apenas posibilidades de personalización más allá de cambiar el logotipo y color de fondo, y otros en los que puedes configurar prácticamente hasta el último detalle de todo. Además, no existe un interfaz de usuario común, salvo en las opciones básicas, es decir, cada tema de los complejos requiere un proceso nuevo de aprendizaje.

Otro consejo fundamental: no vayas corriendo a comprar el primer tema que te ha entrado por los ojos.

Me vienen muchas consultas de gente frustrada porque nada más hacerse con un hosting se han hecho también con un tema de pago y a la postre se encuentran que el tema no permite hacer de una manera fácil los ajustes que necesitan.

Como ves, la cuestión de los temas no es trivial, por tanto, aquí va mi consejo: se muy pragmático en esto, intenta elegir al principio en la medida de lo posible un tema que tal cual se adecue a tus necesidades, pero no seas tiquismiquis. En el momento que tengas una opción razonablemente buena, quédate con ella.

Al principio no tendrás una idea madura como para poder elegir el tema perfecto, eso ya será al cabo de unos meses, un año o algo más, cuando tu blog se haya consolidado mínimamente. Será entonces cuando realmente puede merecer la pena invertir un poco más de esfuerzo en la selección de tu tema e invertir dinero en un tema.

En ese momento, lo más aconsejable será un buen tema de pago potente, flexible y muy configurable como, por ejemplo, Divi, que se puede considerar en este momento posiblemente el mejor tema para usuarios finales (no técnicos) del mercado.

Instalar un tema es muy sencillo y en este vídeo puedes ver cómo se hace:

No obstante, como decía, cada tema es un mundo, cada uno con un manejo diferente. Por tanto, no hay una manera universal de enseñar el manejo de cualquier tema. Tendrás que aprender a manejar el tema concreto que elijas siguiendo las instrucciones del fabricante o tutoriales específicos que encuentres en la red para ese tema concreto.

2 comments for “Cómo crear un Blog bien hecho – Guía 2018 gratis y paso a paso

  1. marzo 29, 2019 at 4:12 am

    Thanks, it’s very informative

  2. marzo 29, 2019 at 7:24 am

    I spent a great deal of time to find something such as this

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares